Mas democracia – Dalivor Eterovic

El paso del tiempo, la experiencia personal y el análisis de la historia nos permiten  construir nuestra propia visión y elaborar la manera en que interpretamos los hechos cotidianos y la manera en que, valga la redundancia, vivimos la viada.

Esta obvia conclusión, no es tan obvia a la hora de interpretar los hechos políticos, la conducta política de algunos sectores y la deriva o rumbo que las sociedades van describiendo en el tiempo.

Si observamos, las ultimas cuatro o cinco décadas de historia política nacional y latinoamericana podremos concluir que los largos periodos de democracias, así como los periodos en que los países han pasado por transes dictatoriales, diferenciamos claramente que en los periodos de democracia, todo no es plano ni mucho menos monocromático. De las dictaduras no hay mucho que decir, ya que por su naturaleza, varían muy poco en sus conductas y solo las diferencia los niveles de crueldad y la duración  que estas han tenido.

Sin embargo  desde la perspectiva de las democracias, claramente hay unas mas democráticas que otras.

Ahora bien, ¿que es lo que nos permita discriminar o suponer que una democracias es superior a otra?, por que un gobierno puede ser  mas democrático que otro, tratándose de la misma institucionalidad.

Creo que la respuesta la tiene el ciudadano común, el trabajador, el estudiante, el profesional, la dueña de casa y la respuesta esta ligada ineludiblemente a la calidad de vida de las grandes mayorías y a los niveles de igualdad o desigualdad imperantes en la sociedad

Dicho de otra manera, todos entienden que a la hora de las crisis nos podemos apretar el cinturón, podemos ser parte de cruzadas solidarias y  con espíritu de cuerpo enfrentar momentos difíciles, sin embargo no se entiende que siempre sean  los mismos los que hacen los sacrificios y sufren los rigores de las eventuales crisis, en contraposición a un grupo de privilegio que sobrellevan sin sobresaltos, cualquier situación, por adversa que sea.

Por otro lado, que todos puedan votar, que tengan acceso al mercado, que haya libertad de prensa, no parecen ser suficientes, si sobre esta base no se resuelven los requerimientos mas elementales de los ciudadanos.

Si en la practica el mercado solo funciona para unos pocos, si la libertad de prensa solo funciona para los propietarios de los medios y quienes los financian y si esta sumatoria cierra un circulo vicioso que no motiva a los y las ciudadanas a votar, entonces la democracia así entendida, es solo un estado de letargo que impide el desarrollo y la expresión plena del ser humano.

 

Hoy Chile tiene la oportunidad de transformar la realidad y avanzar hacia la democracia  anhelada por décadas, hoy podemos recuperar la esperanza en un futuro mejor. Hoy como hace ya mas de cuatro décadas, nuevamente tenemos un programa de gobierno y se debe cumplir.

 

Si se cumple el programa, y el uno por ciento mas rico deja de evadir impuestos y además paga mas tributos por sus millonarias utilidades, tendremos educación gratuita para el cien por ciento de los estudiantes.

Si se cumple el programa y redactamos entre todos una nueva constitución política del estado, tendremos descentralización efectiva, parlamento representativo y seguridad social garantizada.

Si se cumple el programa y renovamos las leyes laborales para humanizar la labor productiva, poniendo en el centro del desarrollo productivo al trabajador a la trabajadora y su familia.

Si se cumple el programa se habrá demostrado que un nuevo Chile es posible y que la vida  puede y debe  ser mejor para todas y todos, entonces, habremos dando un gran paso hacia la vida mejor.

Pero también se presentaran nuevos desafíos, aun pendientes,  como el de la imperiosa necesidad de contar con un sistema solidario y de reparto para las pensiones dignas de las chilenas y chilenos, deberemos enfrentar la recuperación de nuestros recursos naturales y nuestro mar, deberemos dar un gran salto en lo cultural  y social, para terminar con la política de los subsidios y la caridad, que abran paso a la dignidad del pueblo chileno y así recuperar el verdadero concepto de solidaridad que no considera el maltrato de trabajadores por el solo hacho de tener esa condicion, que no contemple el tener que mentir y pisotear a un compatriota para ganar la carrera de quien tiene mas a cualquier costo, que destierre de las futuras generaciones el concepto tan normal en nuestros días de que el mundo es de los mas vivos.

Como dije al principio la experiencia y la historia nos enseña y lo que aquí he planteado no es nuevo, la sociedad chilena alguna vez se acercó a este estado de convivencia social, hoy en Latinoamérica se avanza en esa dirección y son países hermanos los que enfrentan difíciles momentos como consecuencia del camino elegido, Chile también los vivió, pero hoy  a cuarenta años, nuevamente, a nuestra manera, a la chilena, podemos retomar el camino de la democracia que importa, la democracia de la vida mejor.

Dalivor Eterovic Diaz. Consejero Regional por Magallanes del Partido Comunista de Chile.Insatalación nuevo Consejo Regional 066

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s