El tiempo lo dirá – Escribe Dalivor Eterovic, Consejero Regional

En la sección pa’callao del Semanario El Magallanes, se hace referencia a un rumor que habría sido gatillado por un comentario en las redes sociales del suscrito. De este aporte periodístico, solo puedo decir lo siguiente:

En mi calidad de Consejero Regional debo aclara que lo que se dice en esta nota anónima publicada por el prestigioso Semanario, tiene su origen en el pronunciamiento de la Contraloría General de la Republica, en orden a establecer que todas las horas de permiso que el suscrito solicitó en su trabajo para asistir a actividades del CORE Magallanes y que dicho sea de paso están debidamente justificadas por la documentación emanada del propio Consejo Regional, deben ser devueltas.

Ya que la situación considera un hacho que ocurrió en meses anteriores y no es posible devolverlas en tiempo, estas horas deberán ser reintegradas en dinero.

A lo anterior hay que agrega que desde que se conoce este pronunciamiento de contraloría el suscrito ha debido recurrir al uso de días de feriado, días administrativos y horas extraordinarias acumuladas e incorporarse a un sistema de turnos, que con la consideración de los compañeros de trabajo ha permitido contar con el “tiempo libre” para desarrollar las labores del CORE.

Independientemente de la interpretación que el lector quiera dar a esta situación, lo concreto es que hoy en día no existe el respaldo legal para que un Consejero electo por voto popular, desarrolle su labor y esto compromete tanto aspectos laborales como en este caso, así como deficiencias en las facultades y atribuciones, además de aspectos tan simples como que ante un accidente con ocasión de la labor de Consejero, no existe protección o cobertura alguna, no se contempla la figura del viatico para los viajes en cometido del Consejo. Etc. Sin duda un caso único en la Administración del Estado.

Entonces si tenemos una autoridad electa, como lo son los Consejeros Regionales, que deben aprobar recursos regionales y “cuya labor debe ser mucho más” que el simple hecho de levantar la mano para aprobar o rechazar, según corresponda. Lo menos que se puede pedir que se cuente con las facilidades del caso. Ni hablar de asistir a actividades protocolares o reuniones solicitadas por servicios públicos u organizaciones de la comunidad.

Así las cosas, ocurren situaciones como la descrita, ya que la Contraloría General de la Republica, cumple con fiscalizar mi calidad de Consejero Regional y por otro lado mi calidad de Funcionario Público.

Puede que mi caso sea poco frecuente, por tratarse de un CORE que además es Funcionario Público, lo que hace factible una doble fiscalización de la CGR, pero en estricto rigor, hoy no existen las condiciones mínimas para desarrollar la labor de Consejero con la dedicación y trascendencia que el cargo amerita. Como decimos en Chile, hay que hacerlo a lo compadre…

Esta lamentable situación deberá corregirse por la vía de mejorar la ley de Gobiernos Regionales y particularmente en lo que a los CORES se refiere, a menos que esta situación tan desventajosa para el Consejo Regional y en consecuencia para la propia Región y la tan manoseada regionalización y descentralización, sea una situación muy convenientes para algunos. Lo que amerite que esta situación se mantenga….

El tiempo lo dirá.

Dalivor Eterovic Diaz

CONSEJERO REGIONAL POR MAGALLANES.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s