La Nueva Mayoría tiene una oportunidad histórica – Dalivor Eterovic

Los que no querían un programa de gobierno, los que no trepidan en buscar oscuras sociedades., que hasta los más oscuros rechazarían, los mismos que para sus campañas políticas reciben dinero de golpistas enriquecidos en dictadura y que se oponían y hasta hoy, se oponen a la legitima participación del Partido Comunista.

Son esas y esos los que una vez en el poder, nos vienen a pedir que pasemos la prueba de la blancura. La contraloría fiscaliza, el gobierno regional instala un cernidor para colar lo más fino y designar autoridades y repartir cargos, se exigen títulos profesionales y un pasado intachable, al menos desde su particular perspectiva.

En esta instalación del gobierno regional, el Partido Comunista no se ha visto representado, al menos, en la proporción que las últimas contiendas electorales aconsejan. A diferencia de otros que están claramente sobre representados.

Pero también hay que decir que los comunistas no vinimos a servirnos, a conseguir pega, no venimos al gobierno a hacer crecer nuestros negocios particulares, empresas, escuelas, consultoras, etc. Si vamos a denunciar aquello, como cualquier otra irregularidad o inconsistencia.

Tal vez algunos piensan que es lógico, natural y hasta justo, controlar las SEREMIAS y los Servicios Públicos que sus negocios engordan, usufructuar miserablemente del Estado.

Hay quien cree que puede torcer la mano de la historia y que la demanda popular se puede adormecer copándolo todo con operadores.

Hoy se manifiesta una nueva camada de elegidos, un grupo menor de independientes y militantes claramente inconsecuentes con los principios que sus partidos representan, pero ahí están. Aparecidos, que no llegaron al poder para transformar el país, para aplicar el programa, pero si buscan con ahínco que nada cambie y con discursos confusos pretenden meter en el saco a los que por décadas han dado la pelea.

Gran negocio que el pueblo piense que todos los políticos son iguales.

Y me vienen a decir que saben lo que la gente quiere, pero que no es tan simple, que hay que tener paciencia, que los acuerdos son necesarios y las transformaciones son lentas y eso puede ser cierto, pero si no hay voluntad y convicción, es solo un discurso conveniente.

El programa de gobierno es claro, la demanda popular también y parte importante de estas nuevas autoridades lo saben, como saben que juegan con fuego cuando mienten y pretenden convencer, solo diciendo, hablando, dando señales.

Lo que el pueblo quiere es que se haga, no que se diga, que se actué en consecuencia.

La Nueva Mayoría tiene una oportunidad histórica y los comunistas estamos en ella para garantizar que los cambios ocurran, con o sin cargos, pero con nuestra opinión política, nuestra representación popular y por sobre todo con el respaldo de una historia plena de convicción y consecuencia, que merece respeto, pero que también nos valida.

DALIVOR ETEROVIC DIAZ CONSEJERO REGIONAL POR MAGALLANES DEL PARTIDO COMUNISTA DE CHILE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s