Visperas de viernes santo – Dalivor Eterovic

En un supermercado lleno de personas y con cajas atestadas por quienes querían adquirir sus vituallas para el Viernes Santo que se divisaba a solo horas, la guardia de seguridad del local conduce a una mujer embarazada a la caja preferencial para que sea atendida como corresponde. Este hecho genero los reclamos de muchas personas que ya perdían la paciencia por la larga espera, mas aun al ver e carro lleno de mercaderías que la embarazada llevaba.

La demanda por pescados y mariscos hizo que algunas pescaderías colapsaran, formado filas de personas a la intemperie bajo el fuerte viento y agua nieve.

5Dalivor_Eterivic_dc_04

Durante el día vi dos colisiones vehiculares y a muchos conductores nerviosos que con bocinazos y rápidas arremetidas se dirigían raudos a algún importante destino.

En la radio de Santiago se describía el complejo escenario de las carreteras por los miles de vehículos que salían de la capital rumbo al merecido descanso de fin de semana largo.

Las empresas de turismo han sido generosas en difusión de planes especiales de viajes y estadías a diferentes destinos nacionales e internacionales.

Un señor de pelo largo y rubio teñido, es el tema de conversación, producto de la entrega de ayuda que hace en localidades del norte, con una cobertura de prensa pocas veces vista. Máxime cuando el efecto de su intervención mediática se puede compara con una raya en el agua al lado de la magnitud de lo ocurrido.

En fin, algunas de estas imágenes registradas en víspera del Viernes Santo, me dan mucho que pensar y sin ser yo creyente, estoy convencido de que si Cristo hubiese sido chileno, seria recordado por muchos, como un gil, poco avispao,  ya que de otro modo no lo hubiesen crucificado nunca.

La enajenación llega a tal punto que lamentablemente ya muchos los que no saben del verdadero significado del amor, sentimiento inherente al ser humano, pero que al igual  que otras características propias del ser social, hoy tienen un sentido meramente mercantil. Es así que se “ama mas” a quien tiene más, se “respeta mas” a quien se ve mejor, se evalúa mejor al vivaracho, al que no se le va una, al que mas habla aunque no diga nada. Etc.

Pero todo no está perdido, aun quedan algunos que creen en el amor, en el amor a sus iguales, a las causas colectivas, aun hay quienes están dispuestos a hacer sacrificios por los demás. A pesar de todo, son miles los que han pasado por la vida entregando lo mejor de sí por una causa justa y seguramente los seguirá habiendo.

A esos se les conoce como revolucionarios, son peligrosos, interpretan la vida desde la práctica, profesan un amor a toda prueba y pueden morir en el intento, eso los hace aun más peligrosos y su mejor manera de decir es hacer.

A esos los pueden crucificar en cualquier momento y con la aprobación de muchos, pero también con el reconocimiento y el compromiso de otros tantos que estarán dispuestos a seguir su ejemplo.

Dalivor Eterovic Diaz. CORE por Magallanes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s