Reflexiones de un Consejero Regional en el tercer año de su mandato – Dalivor Eterovic

Mucho se puede decir de lo que el CORE y el Gobierno Regional requieren para funcionar mejor. Podemos hablar de competencias, facultades, regionalización, mayores recursos, potenciar el recurso humano regional en el aparato público, entre otros aspectos.

Sin embargo creo que la principal contradicción que hoy se nos presenta tiene relación con definiciones básicas. A saber.

dalivor11

¿Cuál debe ser el rol del Estado y el del sector privado en el desarrollo de Magallanes?

¿Cuál es la importancia que le asignamos al rol de los y las trabajadoras en este desarrollo?

¿Las leyes de excepción han cumplido con el objetivo principal y el Nuevo Plan de Desarrollo de  Zonas Extremas será efectivamente palanca de desarrollo?

¿Las buenas o malas evaluaciones de alcaldes y/o autoridades en general, son evaluaciones objetivas o son visiones localistas y miopes castradas por la inexistencia de objetivos y parámetros superiores?

Pueden parecer preguntas poco atingentes a una gestión de corto plazo que centra sus esfuerzos en la aprobación de recursos y que no debiera cuestionar temas que no están en las posibilidades de ser resueltas por el Consejo Regional.

Aun así y a riesgo de aparecer pretencioso, debo manifestar que mi principal preocupación y la más clara percepción de nuestra labor, dice relación con estos temas que en definitiva son temas políticos.

Suponer que la descentralización, aun dotada de facultades vaya a resolver nuestros problemas es un error.

Suponer que con una inyección mayor de recursos por diversas vías o que aumentando los equipos de profesionales y técnicos del Gobierno Regional y de los Municipios, vayamos a tener resultados distintos, es otro error.

Lo que he podido palpar desde el Consejo Regional en estos ya tres años, es que nada puede ser tan positivo y gratificante, como el bienestar de las personas. Saber de Magallánicos optimistas, que ven la vida con la tranquilidad que solo entrega el hecho de tener todas las necesidades resueltas es la principal cartera de proyectos que no hemos podido aprobar. Alguien podrá decir que para eso trabajamos.

Para mi hoy es claro que lo obrado a la fecha es necesario, pero también son necesarias otras acciones. Otros asuntos.

Lo que falta a Magallanes, no llegara prontamente, no por falta de voluntades, no por desidia o desinterés de quienes deciden.

Lo que le falta a Magallanes como al resto de nuestro país es terminar con la desigualdad abismante que impide que nuestros compatriotas tengan el mismo acceso a lo que la vida puede ofrecer y eso no se hace con políticas locales o con subsidios por más que los grandes ganadores y beneficiarios del modelo insistan.

Nos seguirán mintiendo con proyectos descentralizadores y nos seguirán entregando cada vez más recursos y seguiremos invirtiendo en importantes temas y en otros que no lo son tanto, pero en definitiva, serán los mismos de siempre los que engorden sus billeteras y serán cada vez más los que solo observen distantes como crece la ciudad, como otros llegan a lugares que ellos jamás conocerán, serán cada vez más quienes no logren entender el idioma que utilizan las autoridades, en definitiva serán cada vez más los que no participen del crecimiento y el desarrollo regional.

Entonces modestamente digo que el problema sigue siendo político, que para comenzar a discutir de desarrollo y calidad de vida, requerimos de una nueva constitución, ya que solo con nuevas definiciones y un nuevo marco regulador podremos iniciar un camino de justicia social.

Desde ese punto de partida que redefina el rol del Estado para dejar de ser el financista y facilitador de empresarios y rentistas y se convierta en un estado regulador, fiscalizador y garante de los derechos de las personas por sobre los derechos del poder económico. Solo desde ese punto de partida, la labor del Consejo Regional será un eslabón principal.

Por ahora seguiré creyendo que decidimos algo, a veces sospechando y dudando y también escuchando las explicaciones de lo inexplicable, mantendré el empeño en que no nos pasen gato por liebre, pero también sé que por ahora solo constataré “que nadie fue y que no hay responsables”, aun cuando los hay pero tienen padrinos y madrinas. Seguiré pensando que los problemas de la política se resuelven con más política, con análisis colectivo y con lucha ideológica, que la responsabilidad es de todos y todas, que hay que organizarnos y dar la batalla, pero también se que la responsabilidad principal es de quienes fuimos elegidos en votación popular para representar a  nuestra clase.

DALIVOR PAVEL ETEROVIC DIAZ CORE POR MAGALLANES. (PC)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s