Archivo de la categoría: ARTICULOS DE OPINION

Reflexiones de un Consejero Regional en el tercer año de su mandato – Dalivor Eterovic

Mucho se puede decir de lo que el CORE y el Gobierno Regional requieren para funcionar mejor. Podemos hablar de competencias, facultades, regionalización, mayores recursos, potenciar el recurso humano regional en el aparato público, entre otros aspectos.

Sin embargo creo que la principal contradicción que hoy se nos presenta tiene relación con definiciones básicas. A saber.

dalivor11

¿Cuál debe ser el rol del Estado y el del sector privado en el desarrollo de Magallanes?

¿Cuál es la importancia que le asignamos al rol de los y las trabajadoras en este desarrollo?

¿Las leyes de excepción han cumplido con el objetivo principal y el Nuevo Plan de Desarrollo de  Zonas Extremas será efectivamente palanca de desarrollo?

¿Las buenas o malas evaluaciones de alcaldes y/o autoridades en general, son evaluaciones objetivas o son visiones localistas y miopes castradas por la inexistencia de objetivos y parámetros superiores?

Pueden parecer preguntas poco atingentes a una gestión de corto plazo que centra sus esfuerzos en la aprobación de recursos y que no debiera cuestionar temas que no están en las posibilidades de ser resueltas por el Consejo Regional.

Aun así y a riesgo de aparecer pretencioso, debo manifestar que mi principal preocupación y la más clara percepción de nuestra labor, dice relación con estos temas que en definitiva son temas políticos.

Suponer que la descentralización, aun dotada de facultades vaya a resolver nuestros problemas es un error.

Suponer que con una inyección mayor de recursos por diversas vías o que aumentando los equipos de profesionales y técnicos del Gobierno Regional y de los Municipios, vayamos a tener resultados distintos, es otro error.

Lo que he podido palpar desde el Consejo Regional en estos ya tres años, es que nada puede ser tan positivo y gratificante, como el bienestar de las personas. Saber de Magallánicos optimistas, que ven la vida con la tranquilidad que solo entrega el hecho de tener todas las necesidades resueltas es la principal cartera de proyectos que no hemos podido aprobar. Alguien podrá decir que para eso trabajamos.

Para mi hoy es claro que lo obrado a la fecha es necesario, pero también son necesarias otras acciones. Otros asuntos.

Lo que falta a Magallanes, no llegara prontamente, no por falta de voluntades, no por desidia o desinterés de quienes deciden.

Lo que le falta a Magallanes como al resto de nuestro país es terminar con la desigualdad abismante que impide que nuestros compatriotas tengan el mismo acceso a lo que la vida puede ofrecer y eso no se hace con políticas locales o con subsidios por más que los grandes ganadores y beneficiarios del modelo insistan.

Nos seguirán mintiendo con proyectos descentralizadores y nos seguirán entregando cada vez más recursos y seguiremos invirtiendo en importantes temas y en otros que no lo son tanto, pero en definitiva, serán los mismos de siempre los que engorden sus billeteras y serán cada vez más los que solo observen distantes como crece la ciudad, como otros llegan a lugares que ellos jamás conocerán, serán cada vez más quienes no logren entender el idioma que utilizan las autoridades, en definitiva serán cada vez más los que no participen del crecimiento y el desarrollo regional.

Entonces modestamente digo que el problema sigue siendo político, que para comenzar a discutir de desarrollo y calidad de vida, requerimos de una nueva constitución, ya que solo con nuevas definiciones y un nuevo marco regulador podremos iniciar un camino de justicia social.

Desde ese punto de partida que redefina el rol del Estado para dejar de ser el financista y facilitador de empresarios y rentistas y se convierta en un estado regulador, fiscalizador y garante de los derechos de las personas por sobre los derechos del poder económico. Solo desde ese punto de partida, la labor del Consejo Regional será un eslabón principal.

Por ahora seguiré creyendo que decidimos algo, a veces sospechando y dudando y también escuchando las explicaciones de lo inexplicable, mantendré el empeño en que no nos pasen gato por liebre, pero también sé que por ahora solo constataré “que nadie fue y que no hay responsables”, aun cuando los hay pero tienen padrinos y madrinas. Seguiré pensando que los problemas de la política se resuelven con más política, con análisis colectivo y con lucha ideológica, que la responsabilidad es de todos y todas, que hay que organizarnos y dar la batalla, pero también se que la responsabilidad principal es de quienes fuimos elegidos en votación popular para representar a  nuestra clase.

DALIVOR PAVEL ETEROVIC DIAZ CORE POR MAGALLANES. (PC)

Anuncios

Las buenas noticias no son noticia – Dalivor Eterovic

La Presidenta de la república ha enviado el Presupuesto 2017 para su aprobación en el Congreso Nacional. Este contempla una expansión 2.7, % lo que es un crecimiento inferior al de años anteriores y obedece a un momento de bajo crecimiento de nuestra economía.

Sin embargo en el caso particular de Magallanes, estamos en condiciones de establecer que una vez más, superaremos con creces los niveles de inversión histórica y gasto público de la región.

5Dalivor_Eterivic_dc_04

Para el 2017 Magallanes espera una inversión pública que superara los 81 mil millones de pesos. Esto es Fondo de Desarrollo de Magallanes (FONDEMA) más el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) en donde se incluyen los recursos del Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas (PEDZE).

Esta cifra implica un 25 % por sobre lo invertido en 2016, es decir 9 veces el crecimiento promedio nacional.

RECURSOS/AÑO 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017
FONDEMA (MM$) 4,415 4,352 3,810 6,197 6,632 8,936 9,932
FNDR TRAD. (MM$) 30,473 32,513 34,372 35,755 40,501 55,932 71,311
34,888 36,865 38,182 41,952 47,133 64,868 81,243
5.7% 3.6% 9.9% 12.3% 37.6% 25.2%

Además es preciso decir que estas cifras no contemplan la inversión pública sectorial y el gasto público, incluidos los subsidios y leyes de excepción que para el 2016 se enmarcan en el orden de los 400 mil millones. Esto es respecto de sectores inversores como MOP, SERVIU, SALUD, EDUCACION, TRANSPORTE, ENERGIA, entre otros.

Con estas cifras es posible inferir claramente que hoy como nunca antes, existe una decisión política de impulsar el desarrollo de Magallanes.

Es posible establecer que en Magallanes hemos asumido el desafío impuesto por la presidenta de implementar el PEDZE que compromete recursos hasta el 2020. Asunto que nos permite, a pesar del presupuesto restrictivo nacional, seguir creciendo, con una baja tasa de cesantía, con sectores de la economía que mantienen dinamismo y con una serie de proyectos en ejecución o por ejecutarse que al contar con financiamiento, generan la confianza necesaria.

Dalivor Eterovic Diaz, CORE

Presidente Comisión Presupuesto y Fomento CORE Magallanes

De elecciones, candidatos, confusiones, engaños y el antídoto – Dalivor Eterovic

 

Lo que algunos siempre hemos sabido, tanto  por formación política como por haber tenido la suerte de recibir una educación familiar que nos mostró la otra historia de Chile, de América, ese otro significado de los hechos e inclusive de las palabras, en los últimos años se ha hecho un poco más evidente para una parte importante del país que no sospechaba como se cocían las habas. Me refiero a la forma en que diversos sectores han financiado la actividad política, no tan solo las  campañas, sino que también la conducta política permanente, la forma de conducir el país cuando de la Presidencia de la Republica se trata, a la manera de legislar y fiscalizar por parte de los Diputados y Senadores, a la forma de conducir los Municipios en el caso de los Alcaldes, la conducta adquirida a la hora de votar en los Consejos Municipales por parte de los Concejales y de cómo y que votan los CORES en el caso de los Concejos Regionales.

Estas conductas se replican, no solo en cargos de elección popular, sino que también  en los cargos de exclusiva confianza e inevitablemente se transmite a Funcionarios Públicos que por sus funciones y responsabilidad, deben accionar y tomar decisiones.

5Dalivor_Eterivic_dc_04

De esta manera hoy podemos entender perfectamente que es lo que motiva a muchos y muchas a la hora de apoyar o levantar unas candidaturas.

Basta con conocer su historia, la conducta pasada en los momentos difíciles e importantes, las consecuencias que derivaron de sus actos.

Se asume como natural y hasta positivo, que las agrupaciones gremiales de empresarios, aglutinadas por rama de producción, tengan representantes en todos los ámbitos de la política nacional, (Parlamento, Ministerios, Municipios, Concejos Municipales, Consejos Regionales, SEREMIAS y en gran parte de los partidos) por la vía del financiamiento. Pero no sea ingenuo., esto implica que esos candidatos propios defenderán los intereses del gremio. No los suyos.

Basta con entender cuáles son las relaciones familiares y parentales de los actores y como estas relaciones tienen un correlato con sus actividades económicas, sus finanzas, sus negocios, el uso de información privilegiada y de contactos.

Basta con saber que tal o cual funcionario público, autoridad designada, jefe de servicio, periodista de un medio importante, etc. No obedecen  a un ideario político, sino que se deben a quienes los han instalado en esas posiciones para que accionen con lealtad personal.

Basta con ver la conducta diaria y cotidiana de quienes dicen ser progresistas o de izquierda, pero que actúan al alero del capital, que se relacionan solo con el poder y avanzan en relaciones personales y posturas personalistas que se traducen en un crecimiento del patrimonio económico familiar y de sus amigos.

Estas practican han llevado a  muchos de nuestros ciudadanos a suponer que votaran por la persona y no por los partidos, creen que el voto cruzado es una solución, pero otra vez se equivocan. Es más, les garantizo que se arrepentirán, ya que hoy no todos pueden distinguir que hay aproximadamente 3 docenas y media de  candidatos y candidatas a Concejales más media docena de Candidatos a Alcalde y alcaldesa que pretenden desmarcarse de la política y buscan mimetizarse renegando de los partidos por lo que una vez pasaron, en muchos casos se trata de candidatos con ADN de derecha que pretenden engañar al elector con discursos de independencia y regionalismo.

El caso del candidato RADONIC, que no se junta por ejemplo, con sus Consejeros Regionales, pareciera tener pánico a reconocer que Jorge Vega Germain y los otros son Consejeros Regionales de su Coalición. Lo mismo con sus Concejales y autoridades del Gobierno Anterior.

También tenemos a ex concertacioncitas que usufructuaron de las bondades de sus antiguos partidos y que hasta el día de hoy lo hacen, pero que pretenden desmarcarse, vistiéndose con ropajes de moda, pero eso sí., sin renunciar a los beneficios económicos, a la seguridad que les proporcionan los antiguos contactos y así tienen un discurso para sus compañeros, adherentes y simpatizantes y otro para quienes los mantienen en las pegas o les permiten hacer buenos negocios.

Si usted no identifica estos aspectos de las personas que hoy se candidatean. Cuando crean que están votando por la persona, en realidad estarán votando por un señuelo y usted picara como una trucha y cuando su candidato lleve dos años en el cargo electo y no haya hecho nada por la ciudad o por la región y solo haya aumentado el patrimonio familiar, personal y el de sus amigos. Ya será demasiado tarde.

Pero esto tiene solución.

Lo invito a revisar responsablemente a los candidatos y candidatas, desconfíe de los que dicen no estar ni a favor ni en contra, que no se comprometen a nada. Desconfíe de quien dice no tener partido ni color político, más aun, si en el pasado lo tenía.

Escuche bien lo que dicen, aprenda a identificar un contenido real de un discurso pueril.

No se compre la monserga de la construcción de políticas con participación de la ciudadanía. Ese asambleísmo no existe. Las autoridades deben resolver los problemas aplicando las políticas y diseños que han definido para tal efecto. Deben responsabilizarse de sus actos y decisiones. No están para hacer consultas y diagnósticos que todos conocemos, ni menos para explicar y justificar los problemas.

 

Pregúntese., ¿si nunca antes hizo nada, por qué lo hará ahora?

Pregúntese ¿si siempre ha hecho lo mismo, por qué ahora hará algo distinto?

Recuerde que en Magallanes pasamos 4 años (Gobierno de Derecha) sin obras de desarrollo con 4 intendentes que no hicieron nada por la región. Que las únicas cintas que cortaron fueron por obras iniciadas en el anterior gobierno de Bachelet. Que uno de estos intendentes está procesado  por malversación de los recursos públicos mientras cientos de puntarenenses sufrían la salida del rio, (falta revisar el incendio del Paine). Que el ex intendente que quiere ser alcalde pertenece a la coalición de derecha que ha batido todos los record de personeros procesados por la justicia chilena. Esos son los socios del señor RADONIC. No se confunda. El no eta solo.

Y por último tenga claro que los principales responsables de tener las autoridades que tenemos somos nosotros. Sepa que su voto hace la diferencia y que no da lo mismo quien gane una elección. Sepa que hay gente honesta y buena, por ejemplo yo conozco algunos, pero no los puedo incluir en mi artículo, porque entonces me cobrarían por publicar. JA!

Dalivor Eterovic Diaz CORE por Magallanes. (PC)

CONOCI LA EXPERIENCIA CHILOTA CON LA MAREA ROJA Y LOS SALMONES – Dalivor Eterovic

 

Por Dalivor Eterovic Díaz – Consejero Regional por Magallanes (PC)

En los últimos días pudimos concretar desde las Comisiones de Medio Ambiente y la de Ciencias del CORE Magallanes una visita a las zonas afectadas por la Marea Roja y Marea Café. Ambas, floraciones algares que simultáneamente afectaron a las Zonas de Puerto Montt y Chiloé. Por cierto, una visita que sorprendió a quienes nos recibieron, por este interés nuestro en conocer materias que no preocupan a los propios Consejeros de las regiones visitadas.

Explicaciones a la catástrofe hay muchas. Entre ellas, el hecho de que se conjugaron condiciones adecuadas para que se manifestara el fenómeno, como son altas temperaturas del agua, alta radiación y luminosidad solar, pocas precipitaciones  y abundancia de nutrientes disponibles en el mar. Así brotó la marea roja afectando las costas, la actividad pesquera artesanal y el cultivo de mariscos, principal sustento de decenas de comunidades, además de actividades asociadas como el turismo y la gastronomía local.

Días antes se había hecho presente la marea café, que con su explosivo crecimiento produjo la muerte de miles de toneladas de salmones. Esta alga colapsó las jaulas sobrepobladas de salmones, quitándoles el oxígeno y provocando la muerte de los hacinados ejemplares.

Inicialmente fue posible enfrentar la emergencia destinando los salmones muertos a la elaboración de harina de pescado, solución precaria que sirvió hasta el momento en que los enormes volúmenes de peces muertos imposibilitaron el adecuado manejo de los desechos. Se dice que 40 mil toneladas fueron vertidas en alta mar, y que un porcentaje fue a parar a vertederos locales y de regiones aledañas. Y sencillamente se desconoce cuántos salmones se hundieron en sus propias jaulas, producto del peso de los mismos.

En resumen, dos fenómenos distintos de floración algar, producidos casi simultáneamente, que sin duda alguna están relacionados tanto por las condiciones climáticas imperantes como por la influencia del ser humano en el medio natural. Ambos, de manera concomitante, fueron capaces de desatar una crisis sanitaria y social en toda la Isla de Chiloé.

Pero qué hay tras esta crisis social. A mi juicio no se expresa otra cosa más que el fracaso de un modelo de desarrollo extractivista, enemigo del medio ambiente y del propio ser humano, de su forma de vida y su cultura, basado en la obtención de máximas utilidades económicas a cualquier costo.

Así las cosas, la explosión social deja al descubierto la expresión organizada de miles de ciudadanos que desde sus comunidades demandan acceso a la salud, a la educación, a la vivienda, exigen apoyo financiero para mejorar sus incipientes actividades económicas, reclaman construcción de caminos e infraestructura pública y la atención de una serie de necesidades. La respuesta a todo ello alcanza los 20 mil millones de pesos a desembolsar por el Estado, para ir en ayuda no de un pueblo asolado por la marea roja, sino que de un pueblo abandonado al mercado y, a consecuencia de ello, acorralado cada día más en sus posibilidades de acceder a los recursos naturales que tradicionalmente posibilitaron su forma de vida.

Lo que había tras la crisis eran cientos de comunidades que vivían de la pequeña agricultura, de una primitiva oferta turística, de lo que les entregaba el borde costero, de la pesca artesanal, de exiguos salarios pagados por salmoneros y centros de cultivos de mariscos.

Entonces, con la crisis sanitaria de Chiloé hemos descubierto una gran isla que se mantiene al margen del desarrollo, que cada cierto tiempo clama por un puente que los una al continente, que sufre de abandono y de carencias. Y que además entrega las condiciones naturales y la mano de obra barata ideal para desarrollar intensivamente el mono cultivo salmonero, cuyo producto tan preciado en Europa y Asia, genera millonarias ganancias a la empresa nacional y mundial.

Hoy la industria salmonera financias profesionales, estudios, ONG`S y universidades. En consecuencia, es fácil encontrar opiniones favorables que sólo hablan de una falta de fiscalización y coordinación entre los servicios públicos para hacer sustentable la actividad. Es fácil desde el aula y el laboratorio encontrar las respuestas más adecuadas al “lamentable evento”.

Hoy es fácil encontrar opiniones empresariales y del mundo financiero que esperan la oportunidad de invertir grandes capitales en este negocio. Rentable inversión en la que inclusive cuentan con verdaderas garantías estatales, ya que anteriormente el sector ha sido favorecidos con millonarios salvavidas desde el propio Estado para evitar el colapso inminente, siguiendo la tónica recurrente del actual modelo que socializa las pérdidas y privatiza las ganancias.

En lo personal creo que esta actividad, como cualquier otra industria que genera ingresos millonarios, nunca se autorregulará ni menos se amoldará a la normativa existente si de eso depende la obtención de mayores utilidades. Creo que la fiscalización es siempre estéril cuando de millones de dólares en juego se trata.

La experiencia chilota, el magro desarrollo y beneficio obtenido a cambio de la destrucción del medio ambiente y el deterioro del patrimonio histórico y cultural, demuestran lo ya mencionado. Una vez más será el Estado el que concurra para remediar el daño, entregar bonos, créditos blandos y programas de inversión o desarrollo y así intentar corregir el fracaso de los inversionistas privados en la isla.

Es de esperar que en esta oportunidad la ayuda llegue de la mano de una política de desarrollo acorde a la realidad y necesidades de un pueblo milenario, que no necesitaba de un “mall”, que nunca pretendió ser el principal productor salmonero del mundo, y al que sin saber por qué ni para qué, siguen apretándole el cinturón.

Finalmente, dicho lo anterior, creo que en Magallanes debemos corregir el rumbo y adoptar una decisión política que implique una moratoria en materia de instalación de centros de cultivo y engorda de salmones.

 

 

Aquí va otro artículo populista – Dalivor Eterovic

Por Dalivor Eterovic Diaz CORE por Magallanes (PC)

En 1971 el escritor Uruguayo Eduardo Galeano publicaba el Ensayo Periodístico “Las Venas abiertas de América Latina”. Y decía de su querida América “usando ideas ajenas y experiencias propias”.

“Nuestra derrota estuvo siempre implícita en la victoria ajena; nuestra riqueza ha generado siempre nuestra pobreza para alimentar la prosperidad de otros: los imperios y sus caporales nativos. En la alquimia colonial y neocolonial, el oro se transfigura en chatarra, y los alimentos se convirtieron en veneno. Potosí, Zacatecas y Ouro Preto cayeron en picada desde la cumbre de los esplendores de los metales preciosos al profundo agujero de los socavones vacíos, y la ruina fue el destino de la pampa chilena del salitre y de la selva amazónica del caucho; el nordeste azucarero de Brasil, los bosques argentinos del quebracho, ciertos pueblos petroleros del lago Maracaibo tienen dolorosas razones para creer en la mortalidad de las fortunas que la naturaleza otorga y el imperialismo usurpa”. Así Galeano  visionaba nuestro aporreado continente, y con trazo grueso dibujaba la honestidad dolida de los rostros sus habitantes.

5Dalivor_Eterivic_dc_04

Hoy como ayer los derrotados, los usurpados, son los mismos. Hoy  se enteran por los medios de comunicación y redes sociales de la muerte de otros trabajadores que cumplían con su faena, conocen de desastres medio ambientales, son impotentes ante las bajas remuneraciones y no se sorprenden al saber que muchas de las autoridades por las cuales votaron, reciben cuantiosas sumas de dinero de la gran empresa.

Hoy, como ayer, arden bosques por la inocua actividad turística, así sean parques nacionales o reservas de la biosfera. Se muere el mar por la pujante actividad salmonera y se extingue fauna nativa. Se siembran “inofensivos” socavones para extraer minerales. La lista es larga.

Las riquezas naturales siguen siendo la principal fuente de riqueza para unos pocos y una fuente de empleo precario para miles.

Hoy desde el Consejo Regional además, puedo aseverar que lo descrito lamentablemente se sustenta en la “Estrategia de Desarrollo Regional”. Es decir, que si en algo hemos avanzado., es en definir una política pública que avala esta política de desarrollo, con abusos e injusticias aparejadas como parte del exitoso modelo. En consecuencia, se instala el falso consenso respecto de que es inútil, es irresponsable y no pasa de ser un arrebato populista, el pretender oponerse a esta forma de hacer las cosas.

¿Pero quién o quienes están tras estas políticas públicas tan ventajosas sólo para algunos?. La respuesta es simple, y hasta obvia, dirá usted. Los dueños.

¿Los dueños de qué?. Los dueños  de las empresas que controlan los bancos, las aseguradoras, las AFP, los medios de comunicación, las líneas aéreas, el combustible, la industria naviera, la construcción y la especulación inmobiliaria, la industria forestal y la celulosa, la gran minería, la industria pesquera, casinos de juego, concesiones varias, la industria salmonera, la salud privada y la educación privada, las importaciones y exportaciones. Es decir los dueños de todo.

Los apellidos, usted los conoce.

En este escenario y con políticas públicas hechas a la medida del saqueo y del abuso, es dable pensar que quienes controlan la economía lo hacen no sólo desde sus oficinas, en un piso 30 de una torre en el Gran Santiago. Es más, resulta obvio que sus tentáculos llegan a los Ministerios y al Congreso, y desde ahí bajan las pequeñas ventosas hasta las regiones.

El poderoso ser con garras, con colmillos y fuertes músculos, tiene también pequeñas ventosas y sensibles antenas en cada rincón de Chile donde haya algo que esquilmar. Cuenta con su propia fauna acompañante y parásitos que permiten instalar condiciones apropiadas para el buen desarrollo de la bestia, y así los medios de comunicación locales viven del desecho y desperdicio que este les entrega. Operan líderes Gremiales y de Colegios Profesionales que aglutinan a pequeños seres aspirantes a convertirse en Gran Bestia. En las reparticiones públicas pulula una variedad de sujetos que son invisibles para la mayoría, pero muy trascendentes a la hora de no ver nada y no hacer nada, pero eso sí. Eficientes para rendir cuentas y recibir el aprecio de sus regentes.

Así están las cosas más allá de la realidad virtual que muchos viven y que tanto conviene a otros.

Hoy con tecnología, con dinero plástico, con consumidores y sus derechos, con colaboradores en lugar de trabajadores, con Gente Vulnerables y Gente en Condición de Calle en lugar de pobres, siguen “Las Venas Abiertas de América Latina”. Pero como ya no es suficiente lo obrado en otras latitudes. Ahora le toca Magallanes.

La clase política – Dalivor Eterovic, Consejero Regional

La denominación de “clase política” es un concepto que surge en Europa y que da cuenta de la intención de sectores conservadores del viejo continente, de diferenciarse y transformarse en una suerte de casta superior.

Este concepto fue rápidamente asumido e internalizado por los medios de comunicación que por la vía de la repetición incansable de algunos conceptos, terminan por convencer a la comunidad de que lo que se dice es natural, como si siempre hubiese sido así. Esto en relación a aquellos medios de comunicación que sin mayor análisis solo se limitan a la producción de titulares y comentarios sensacionalistas.

Así por ejemplo en Chile, quien no conoce hoy el método del oxicorte? o el método de la saturación por gas?, respecto de los robos de cajeros automáticos o la nominación de opinólogos de algunos personajes, como si se tratara de un rol preponderante para la sociedad, sin cuestionar los contenidos que estos emiten o mejor dicho, desparraman.

Ni hablar del “jurel tipo salmón” o del concepto de “gente en condición de calle” o “los carenciados” o esa famosa “clase media chilena” que nadie sabe donde comienza y menos donde termina o el manoseado discurso de “representación de las bases”, bases que tampoco nadie ha visto actuar (a excepción por supuesto de los estudiantes), pero que tienen representantes muy ruidosos que siempre andan solos.

Pero lo que me motiva a escribir esta columna dice relación con la denominación de “Clase Política”, que como digo no es diferente a otras denominaciones o definiciones que buscan validar, justificar o simplemente crear un producto vendible para algunos medios o para generar defensas corporativas de intereses personales.

Lo grave de esta denominación es que por naturaleza, pretende generar distancia entre los políticos y aunque parezca increíble, quienes los eligieron.

Ese es el sentido de esta denominación y como si fuese poco, son los propios políticos que mayoritariamente y salvo honrosas excepciones, se autodefinen como clase.

Hoy se confirma esta denominación de clase, cuando descubrimos comprobadamente la relación entre algunos políticos y  empresarios. No entre política y dinero, porque estos por si solos no se relacionan, es preciso que haya sujetos dispuestos a “negociar”

Esto no cambiara si no son los propios ciudadanos, por la vía de la participación real y efectiva, quienes copen los espacios democráticos, disputen el poder.

Hoy muchos y muchas se preguntan ¿y a este o esta quién me lo envió? La respuesta es clara, fueron electos, y si no nos gustan habrá que preguntarse qué pasó. ¿Estábamos mal informados? ¿No votamos? ¿Fuimos engañados? ¿El binominal?. ¿El poder de Don Dinero? Todas las anteriores y otras más.

Al final de este escandaloso episodio político-empresarial, habrá muchos que ni siquiera serán mencionados, porque no todos los políticos son iguales, ni todos los partidos, ni todos los militantes, ni todos los simpatizantes, ni todos los empresarios.

Hoy en América hay representantes populares que cuentan con apoyos mayoritarios de sus pueblos, aunque a algunos y algunas les duela, y esos líderes políticos tienen algo en común. Que no pertenecen a una “Clase Política”, sino que pertenecen al pueblo que los eligió, fueron y seguirán siendo parte del pueblo al que representan.

Tal como otros son y seguirán siendo parte de la clase acomodada que los apoya y financia para defender sus propios intereses y si siguen siendo electos es porque a muchas y muchos les interesa que así sea.

Ah y otra cosita…. no se diga que hay quienes creen en la “buena política” como dijo un candidato que boleteaba a PENTA.

La política no es ni buena ni mala, el problema es que el pueblo permite que otros ocupen su lugar.

 

Dalivor Eterovic Diaz CORE por Magallanes (PC)

Download PDF

La Nueva Mayoría tiene una oportunidad histórica – Dalivor Eterovic

Los que no querían un programa de gobierno, los que no trepidan en buscar oscuras sociedades., que hasta los más oscuros rechazarían, los mismos que para sus campañas políticas reciben dinero de golpistas enriquecidos en dictadura y que se oponían y hasta hoy, se oponen a la legitima participación del Partido Comunista.

Son esas y esos los que una vez en el poder, nos vienen a pedir que pasemos la prueba de la blancura. La contraloría fiscaliza, el gobierno regional instala un cernidor para colar lo más fino y designar autoridades y repartir cargos, se exigen títulos profesionales y un pasado intachable, al menos desde su particular perspectiva.

En esta instalación del gobierno regional, el Partido Comunista no se ha visto representado, al menos, en la proporción que las últimas contiendas electorales aconsejan. A diferencia de otros que están claramente sobre representados.

Pero también hay que decir que los comunistas no vinimos a servirnos, a conseguir pega, no venimos al gobierno a hacer crecer nuestros negocios particulares, empresas, escuelas, consultoras, etc. Si vamos a denunciar aquello, como cualquier otra irregularidad o inconsistencia.

Tal vez algunos piensan que es lógico, natural y hasta justo, controlar las SEREMIAS y los Servicios Públicos que sus negocios engordan, usufructuar miserablemente del Estado.

Hay quien cree que puede torcer la mano de la historia y que la demanda popular se puede adormecer copándolo todo con operadores.

Hoy se manifiesta una nueva camada de elegidos, un grupo menor de independientes y militantes claramente inconsecuentes con los principios que sus partidos representan, pero ahí están. Aparecidos, que no llegaron al poder para transformar el país, para aplicar el programa, pero si buscan con ahínco que nada cambie y con discursos confusos pretenden meter en el saco a los que por décadas han dado la pelea.

Gran negocio que el pueblo piense que todos los políticos son iguales.

Y me vienen a decir que saben lo que la gente quiere, pero que no es tan simple, que hay que tener paciencia, que los acuerdos son necesarios y las transformaciones son lentas y eso puede ser cierto, pero si no hay voluntad y convicción, es solo un discurso conveniente.

El programa de gobierno es claro, la demanda popular también y parte importante de estas nuevas autoridades lo saben, como saben que juegan con fuego cuando mienten y pretenden convencer, solo diciendo, hablando, dando señales.

Lo que el pueblo quiere es que se haga, no que se diga, que se actué en consecuencia.

La Nueva Mayoría tiene una oportunidad histórica y los comunistas estamos en ella para garantizar que los cambios ocurran, con o sin cargos, pero con nuestra opinión política, nuestra representación popular y por sobre todo con el respaldo de una historia plena de convicción y consecuencia, que merece respeto, pero que también nos valida.

DALIVOR ETEROVIC DIAZ CONSEJERO REGIONAL POR MAGALLANES DEL PARTIDO COMUNISTA DE CHILE.